sábado, 20 de noviembre de 2010

Actividad paranormal 2

Tras lo que parece un extraño intento de robo frustrado, Kristi (Sprague Grayden) y Dan Rey (Brian Boland) arman su casa con un sistema de cámaras de vigilancia para sentirse de alguna forma protegidos. Kristi y Dan viven con su pequeño retoño, Hunter (los bebés gemelos Jackson Xenia Prieto y William Juan Prieto), y con Ali (Molly Ephraim), la hija adolescente del primer matrimonio de Dan, por lo cual la seguridad es prioridad en casa de los Rey. Pero las grabaciones de las cámaras poco a poco revelan que el peligro que los acecha no es de este mundo...

Hace tiempo reseñé aquí Actividad paranormal (Oren Peli, Estados Unidos, 2007). A pesar de que no me encantó, esta cinta de Peli tiene el gran acierto de intentar construir -porque no lo logra a cabalidad- una atmósfera agobiante con mínimos elementos. Dado el enorme éxito en taquilla de Actividad paranormal y porque ustedes lo pidieron, Paramount y Dreamworks -quienes compraron los derechos de la película original- se embarcaron en una segunda parte: Actividad paranormal 2 (Tod Williams, Estados Unidos, 2010). Hay que aprovechar la inercia mediática, ¿que no? El problema es que Actividad paranormal 2 es una pálida y revuelta sombra del potencial de la cinta que le antecede y produce más sueño que miedo.

Algo así como una precuela paralela, el falso documental de terror Actividad paranormal 2 inicia con un agradecimiento a "las familias de los muertos" en un intento por asentar verismo: la premisa de que lo que estamos viendo es real, de que sucedió así merito, no requiere tanta explicitud, basta con el hecho de construir toda la cinta con el "pietaje" de las cámaras, las de vigilancia y la de video que usa principalmente Ali. Basta con no incluir un soundtrack ni un original score, como hizo Peli en la primera película. El público sabe, sobre todo si fue a ver Actividad paranormal 2 embaucado por su antecesora, que no está frente a un testimonio real, sino que se trata de otra ficción más. La misma reacción de "ay, no maaameeen..." ocurre con los ominosos títulos que aparecen cuando Micah (Micah Sloat, el novio incrédulo de Actividad paranormal) entra a cuadro: resulta que Kristi es hermana de Katie (Katie Featherston), la chica a quien un demonio perseguía en la cinta de Peli.

La historia de la presencia maligna que acosó a las hermanas en su infancia aparece muy convenientemente en Actividad paranormal 2 para medio explicar las ocurrencias misteriosas en la casa de los Rey, pero está del todo desaprovechada (además, ¿que no la familia de Katie murió en el incendio al que se alude en Actividad Paranormal? Vayan ustedes a saber...). Como quien no quiere la cosa, nos enteramos por las búsquedas en internet de Ali que si uno hace un pacto con un demonio -por dinero o por poder- debe entregarle a su primogénito varón: Hunter, en el caso de la bisabuela de Katie. Lo que resulta un misterio, por lo inexplorado de esta línea narrativa, es cómo o porque la bisabuela andaba jugando con el chamuquín en cuestión, e incluso de dónde demonios salió esta bisabuela. Y otra situación totalmente inexplicada en Actividad paranormal 2 -lo que sigue es una grandísimo SPOILER, así que ¡aguas!- es por qué artes Martine (Vivis Cortez), la hispanic nanny de los Rey, logra hacer que el demonio que se le metió a Kristi se le pase a Katie: tanto las secuencias de la posesión como del exorcismo de Kristi son confusas, por lo que de oscuras tienen en todo sentido. Así, gracias a estos vínculos superficiales entre Actividad paranormal y su segunda parte, nos enteramos -ahí les va otro SPOILER- de la razón por la que Katie desapareció en la primera película: después de entrar a casa de su hermana, la mata junto a su marido y se lleva a Hunter hacia un destino incierto, tal vez una tercera entrega de la saga.

Si de dar estrellas se trata, yo le doy 1/2 de 5.



Trailer, cortesía de Scream4channel2.

2 comentarios:

Moy dijo...

JEJE tienes razón en cómo a fuerza quisieron hacer parecer esta cinta como algo "real", que la verdad no parece creíble... Ya parece que una familia va a estarse grabando siempre hasta cuando discuten.

También considero que la decepción de muchos causada por la segunda parte tiene que ver con que ya conocíamos la fórmula para "espantar" en la primera parte, por lo que ya no sorprende tanto.

Por otro lado, siendo honesto, yo prefiero este tipo de "terror" que las películas tipo Saw o La Masacre de Texas, que más bien causan horror o asco.

nimbemon dijo...

Eso mero Moy: creo que disfruto mucho más el exceso de pelis gore o slasher que el minimalismo baboso de Actividad paranormal 2... Saluditos, n.